top of page

Ricky Martin

deslumbró con orquesta sinfónica en Perú, pero ante escaso público



Por: Patricia Medina (Corresponsal Perú)


Ya sea porque las entradas costaron un ojo de la cara, no hubo la debida difusión o porque el público se quedó sin plata al comprar las entradas para Luis Miguel, lo cierto es que el concierto del ídolo Ricky Martin, realizado en Perú la última semana de enero, no causó el impacto que se esperaba; las abrumadoras redes sociales, que todo lo saben, fueron desencarnadas para criticar los tremendos espacios vacíos durante la presentación del boricua evidenciándose que no tuvo el éxito soñado.


Fue nada menos que el Estadio Nacional peruano, un recinto que siempre está a lleno total durante los partidos de Alianza – “U”, el escenario de su anunciada presentación, pero esta vez solo reunió a 14 mil personas cuando su capacidad es para 43 mil. Aun así, esa poca masa de seguidores, disfrutó al máximo de un concierto realmente espectacular.


Sin embargo, la crueldad de aquellos que se han adueñado de las redes sociales no tuvo límites y para muchos la ausencia de espectadores se debió a que el puertorriqueño ya no es el mismo, expresando frases como: “ha bajado sus bonos”, “le falta más ritmo” o simplemente “le llegó la vejez”.


Comentarios desafortunados como estos fueron el escarnio en el Tik Tok, plataforma en la que los tiktokeros colgaban diversos videos en donde se veía claramente los asientos vacíos, pese a que el ídolo de tantas y tantas canciones maravillosas no venía al Perú después de 13 años.


Pero el cantante sanjuanero, dueño de una apoteósica versatilidad musical, es un profesional y sin duda alguna brilló y deslumbró sin importar si cantaba para 5 estadios llenos o como para 5 fans. La alegría de volver a Perú la demostró en todo momento y se pudo notar que a sus 52 años sigue derrochando esos movimientos que enloquecen a sus fans y que sus temas continúan en el gusto de sus seguidores.


Por primera vez 60 músicos en escena

Esta vez Ricky Martin quiso impresionarnos por eso el Perú es el primer país que visita en este año 2024 trayendo una propuesta diferente con 60 músicos en escena de la orquesta sinfónica. Por eso afirmamos que ha sido realmente triste y desafortunado que Ricky Martin no haya podido llegar a más de sus fans, muchos de los cuales expresaron en las plataformas digitales que los precios eran un “abuso”.


Y vaya que es cierto pues, si la mayoría no tiene ni para el té, menos podría gastar en un concierto de lujo, en todos los sentidos. “Ricky Martin Sinfónico” es un musical de ensueño, una propuesta con la que quería impresionar a los peruanos, sobre todo porque no venía al país desde hace más de una década, sin imaginarse que sus verdaderos admiradores o admiradoras no pudieron acompañarlo.


Y es que un concierto como el sinfónico, vale lo que es. Es aquí donde se evidencia que el poder adquisitivo de la mayoría de los peruanos es crítico por no decir “desastroso”, pues la mayoría de compatriotas o no cuentan con trabajo, o si lo tienen, los sueldos son de “hambre”. Ricky cumplió su sueño al presentar un concierto con las más finas melodías fusionadas entre sus canciones de siempre y lo clásico; hizo que los presentes vibraran y corearan sus temas desde el fondo de sus almas.


Al final, eso fue lo que importó, que quienes estuvieron lo disfrutaron. Quienes pisaron ese concierto, sobre todo los de la fila vip, en donde sí estaba lleno total, sintieron el despliegue de magia, luces, color, armonía y ritmos bailables, propios de Ricky quien no volverá al país, seguramente hasta asegurarse que, al mirar las butacas, estén llenas tal a como él está acostumbrado.

2 visualizaciones0 comentarios

留言


  • Instagram
  • Facebook
  • TikTok
  • Twitter
  • Whatsapp
bottom of page